FIRANAUTIC DESPRENDE LA NECESIDAD DE UN ESPACIO PROPIO PARA LAS EMPRESAS NÁUTICAS Y LA CREACIÓN DE EMPLEO

“A mí me ha venido bien”. Esa fue una de las frases con las que uno de los expositores de Firanautic se refería a esta recién nacida Feria Náutica. La concejal de Comercio e Industria, Encarnación Mendiola, el técnico de Comercio responsable de la organización de la feria, Juan Carlos Vicedo, mantuvieron una reunión con las empresas participantes para hacer balance.

Las empresas asistentes al balance declaraban que la feria ha sido “una gran oportunidad para crear contactos y ampliar la cartera de clientes”.

El alcalde de Santa Pola, Miguel Zaragoza, que saludó a los asistentes, resaltó que Firanautic ha nacido con vocación de futuro y de consolidarse como la feria referencial del puente de mayo. El primer edil agradeció su labor al equipo municipal y su implicación a los asistentes y destacó que la única finalidad de esta actividad es “engrandecer Santa Pola

Mendiola mostró la firme intención de crear una “mesa de trabajo de cara a la organización de la feria del año próximo”, en el cual invitó a integrarse a las empresas asistentes al balance, además de hacerlo extensivo a todas aquellas empresas y organizaciones del ramo que no hayan participado en esta edición. La finalidad de este equipo de trabajo, que comenzará su andadura tras el parón estival y las fiestas de septiembre, es decir, a principios de octubre, “es la de aportar ideas y mejoras, generar sinergias entre el tejido del sector y la industria especializada, potenciar la economía”, en palabras de Zaragoza.

No obstante, de la reunión que se mantuvo el miércoles por la noche, ya se generaron peticiones. Una de ellas, y ante la cual Miguel Zaragoza, alcalde de Santa Pola, “cogió el guante”, fue  la de Alejandro Pérez Ojeda, de habilitar un espacio de construcción de barcos y actividades satélite para crear empleo para Santa Pola, para que se instalen empresas de la localidad y para que éstas no tengan que emigrar a otras localidades. Todo ello, además, a través de la creación de escuelas taller y ciclos formativos de Formación Profesional en materia náutica con profesores de Santa Pola, como podrían ser los profesionales del mar que hoy en día están jubilados.

La intención de abrir la feria al ámbito universitario fue patente. En este último sentido, se barajó aumentar la cabida de la tecnología naval y de las posibilidades turísticas del mundo náutico a través de la colaboración con facultades de Ingeniería y Turismo. La tormenta de ideas sacó a relucir actividades como el turismo subacuático y medioambiental y la arqueología marina.

La reunión abrió también otras posibilidades, como la petición de dar gratuidad al amarre de los barcos en tránsito que visiten la feria además de atraer al visitante interesado en comprar y alquilar probando y visitando a un barco in situ. En materia de barcos, Pascual Orts, presidente del Club Náutico, propuso realizar un recorrido de barcos de vela latina por Gran Playa, Playa Lisa y Tamarit.

Otro de los actores que ha tenido un papel representativo en Firanautic ha sido el Museo del Mar, a través de la muestra de la historia y folclore pesqueros de Santa Pola. Debido al gran éxito de público cosechado, el Museo del Mar ya ha pedido mayor presencia en ediciones posteriores.

La concejal de Comercio de Industria mostraba su satisfacción “porque este proyecto ha sido realidad gracias al trabajo y disposición de todos” y agradeció su implicación a los organizadores, Club Náutico, Club de Windsurf, ADL y Escuelas Taller.

 

DESTACADOS
Comments (0)
Add Comment